diciembre 19 2016 0Comment
El aluminio y sus aleaciones se mecanizan

El aluminio y sus aleaciones se mecanizan

El aluminio es el segundo metal más utilizado por detrás del acero y uno de los más utilizados sobre la corteza terrestre. Se caracteriza por ser ferromagnético y se extrae del mineral bauxita. 

Se hacen dos transformaciones:

  • En primer lugar, en alúmina u óxido de aluminio mediante el proceso Bayer. Lleva su  nombre por su creador Karl Bayer.
  • En segundo lugar, en aluminio metálico mediante la electrólisis. Este tipo de metal es de baja densidad y tiene una buena resistencia a la corrosión. También es un buen conductor tanto de la electricidad como del calor.

El sistema para obtener el mecanizado del aluminio es fácil y rápido, se basa en la fuerza que tenga el corte durante el arranque de la viruta. Es notablemente menor que durante el acero. Por este motivo, los esfuerzos necesarios sobre los útiles y herramientas, así como la energía consumida en el proceso, es relativamente menor en el caso del aluminio.

Al mecanizar el aluminio se obtienen ventajas

  • En primer lugar, una excelente conductividad térmica. Con lo que se obtiene que el calor generado durante el mecanizado del aluminio, se disipe con mayor rapidez.
  • En segundo lugar, una densidad más baja. Por lo que las fuerzas de inercia en las piezas de aluminio son menores que en otros materiales.

Estos dos atributos, que se obtienen a la hora de mecanizar el aluminio, hacen posible una tasa de arranque de material mayor. También, un aumento de las velocidades de corte. Estas son necesarias en caso de que los requisitos de calidad superficial sean elevados.

Por otra parte, el coeficiente de fricción entre el aluminio y los metales de corte es elevado, si se compara con otros metales. Esto puede causar el embotamiento de los filos de corte y el deterioro de la calidad de la superficie mecanizada. Tanto a bajas velocidades de corte como a grandes velocidades y siempre con una refrigeración insuficiente.

Requisitos para obtener un mecanizado de aluminio adecuado

  • Las herramientas de corte principal y secundario deben estar perfectamente afiladas.
  • Las superficies de desprendimiento tienen que estar sin rugosidades, perfectamente pulidas y con una geometría que permita la correcta evacuación de la viruta.

Familias de herramientas de corte de aluminio

  • De acero rápido. Se recomienda para el mecanizado de aleaciones con bajo contenido en silicio. Se permite el uso de grandes ángulos de desprendimiento para obtener mejores condiciones de corte.
  • De metal duro o de carburo metálico. Se caracteriza en que la herramienta dura más. Se usa en el mecanizado de aluminios con mayor contenido en silicio o para los mecanizados con unas velocidades altas de corte.
  • De diamante. Estas herramientas se caracterizan por su elevada duración. Incluso en las aleaciones con un alto contenido en silicio.

Para conseguir las aleaciones del aluminio, pueden procesarse en cualquier máquina que permita alcanzar velocidades de corte mínimas. También recomendadas para aleaciones que no generen vibraciones al mecanizar a elevadas velocidades. Aun así, se recomienda buscar máquinas rígidas, que tengan cojinetes firmes y motores potentes. Con esas máquinas, se consiguen velocidades elevadas en el eje de giro y son capaces de evacuar la viruta de forma efectiva.

Si necesita mecanizado de piezas de aluminio o sus aleaciones o el mecanizado de precisión de piezas en otros materiales, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Llamándonos al Tel: +34 96 652 22 48, o enviándonos un correo a: mecasinc@mecanizadossinc.com. En Mecanizados Sinc le asesoraremos, dándole soluciones a medida en cualquier tipo de mecanizado, procesamiento y/o acabado de piezas.

mecanizados-sinc