diciembre 02 2016 0Comment
El proceso del afilado en Mecanizados Sinc

El proceso del afilado en Mecanizados Sinc

Se dice que el afilado como oficio, surgió a partir del descubrimiento del hierro. En ese momento, se produjo la primera Revolución Industrial en la que se distingue la Edad de Hierro. El acero, que se descubrió en 1750 al añadir carbono al hierro, también se puede afilar. Con el hierro, se podían fabricar armas o herramientas. Más tarde, se descubrió que se tenían que afilar cada cierto tiempo por el desgaste por uso.

El afilador y la máquina para afilar, son tan antiguas como el hierro. Aun así, también se afila el cobre y el bronce, y son anteriores al hierro. Por lo que, afilar, es un proceso todavía más antiguo. El afilado tanto del hierro como del acero, bronce o cobre, es un proceso que se puede mecanizar de forma sencilla.

En el afilado de una hoja intervienen dos elementos imprescindibles: el acero y la piedra. Este acero puede tener distintas durezas y temples pero, cuanto más duro sea, más difícil es de afilarlo y más tiempo hay que dedicarle para que el resultado final sea duradero y perfecto. Para un correcto proceso de afilado, todos los elementos deben estar perfectamente alineados para que el corte sea homogéneo. Las herramientas de corte producen un redondeo en la superficie.

Proceso manual de afilado

Antes de la creación de las ruedas motrices, se afilaba con una piedra de afilar, que podía ser natural o artificial. Las naturales estaban formadas por óxido de aluminio, coridón y esmeril y, las artificiales, por materiales como carburo de boro, óxido de aluminio o carburo de silicio. Aun así, las naturales producen mejores resultados que las artificiales.

Se deben efectuar movimientos continuos en ambos lados de la hoja de cuchillo y estas se deslizan a lo largo de la piedra con un ángulo de 30º entre la hoja y la piedra. Primero en dirección contraria al afilador y después se coloca mirando hacia el afilador para cambiar la parte que se afila. Al eliminar las melladuras de la hoja, se limpian bien. Por último, se debe asentar el filo con una piedra de grano fina. Cuanto más fina sea, más pequeño será el ángulo de afilado.

El afilado moderno con una rueda motriz

Se ha comprobado que, utilizando las técnicas tradicionales, se obtienen mejores resultados que con las maquinarias actuales. Con las ruedas motrices, se pueden afilar materiales. Es un motor con una piedra con forma de rueda en cada parte. Una sirve para afilar y la otra para pulir.

Se requiere conocimiento para afilar con estas máquinas pues, si no se añade la presión adecuada, se puede quemar la hoja y estropear el temple. En este caso, habría que volver a someter la pieza al proceso de templado para endurecerla. La herramienta se debe elegir bien para afilarla y mecanizarla. Esto asegura un mecanizado final rentable de la pieza de trabajo, con una calidad y afilado óptimos.

Si necesita llevar a cabo el proceso del afilado de acero o de cualquier otro material, en Mecanizados Sinc le proporcionaremos el mejor servicio con soluciones a medida. Póngase en contacto con nosotros llamándonos al Tel: +34 96 652 22 48 o enviándonos un correo a mecasinc@mecanizadossinc.com. Le atenderemos encantados, dándole todas las soluciones necesarias y a medida, en cualquier mecanizado, procesamiento y/o acabado de piezas.

mecanizados-sinc