noviembre 06 2019 0Comment
La técnica de acabado rectificado para los mecanizados de precisión

La técnica de acabado rectificado para los mecanizados de precisión

El acabado rectificado, es una técnica de acabado en los mecanizados de precisión que tiene como objetivo obtener los mejores acabados superficiales. Lo que se busca, en cierta medida, es mejorar la pieza hasta conseguir darle la forma final deseada. Algo que se consigue mediante el uso de una serie de herramientas abrasivas específicas.

El proceso del acabado rectificado, se lleva a cabo en la etapa final de la fabricación de la pieza. Está especialmente recomendado en aquellas piezas que demandan medidas más exigentes. Una vez que la pieza se ha torneado o fresado, el rectificado lo que hace es mejorar el acabado superficial del producto.

Rectificadoras y muelas en el acabado rectificado

Una de las herramientas que se utiliza en este proceso es la muela, que se encarga de arrancar de la pieza las virutas delgadas para obtener una superficie de mayor precisión. La muela elimina pues todo el material que no se desea de la pieza para así poder darle la forma deseada en un acabado de calidad.

El corte de la muela proporciona una gran cantidad de filos irregulares y distribuidos al azar. Además, su velocidad de corte es mayor que la que se usa en la técnica del fresado y deja una pequeña profundidad de pasada.

Las muelas se hallan precisamente en el interior de la rectificadora. Esta máquina lo que hace es mecanizar las piezas mediante la abrasión. Las muelas se sitúan en un bastidor giratorio con una serie de granos abrasivos y muy duros que van arrancando pequeñas cantidades de material de la pieza.

Al poder arrancar virutas de  pequeño tamaño, las muelas consiguen precisiones y calidades de acabado superficial casi imposibles de alcanzar por otros procesos de mecanizado. Por eso resulta tan importante la técnica de acabado rectificado en diversos sectores que demandan piezas extremadamente exactas.

Estas piezas de las que hablamos podrían ser partes de ejes que han de ajustar en; rodamientos, casquillos, dientes de engranajes, calzos, álabes de turbinas, palas de hélices, bolas y rodillos, cojinetes, anillos de fricción, levas y válvulas, etc.

Rectificadoras planas.

Por lo general, se suele trabajar con rectificadoras planas, ya sean frontales o tangenciales, ya que son las más sencillas de utilizar. Aunque también existen rectificadoras cilíndricas (externas, internas y sin centro), rectificadoras universales con una mayor capacidad de trabajo y rectificadoras cnc.

Estas últimas son posiblemente las más avanzadas desde el punto de vista tecnológico. Totalmente automatizadas, son máquinas de grandes dimensiones que ofrecen una mejor precisión en el rectificado. Pueden programar coordenadas y hasta la distancia del rectificado.

El tipo de rectificadora a utilizar irá en función de las características que presente la pieza.

La técnica de acabado rectificado, en definitiva, es el proceso ideal a la hora de mecanizar piezas cuya dureza superficial sea muy elevada. Su procedimiento de arranque de viruta hace que se consiga un excelente acabado superficial y dimensional en piezas que previamente han sido pre-mecanizadas con otras herramientas (torno, fresadora, etc.). 

Si tiene alguna consulta sobre la técnica de acabado rectificado en los mecanizados o le interesa cualquiera de nuestros servicios, puede ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro teléfono: +34 96 652 22 48 o enviando un correo a mecasinc@mecanizadossinc.com. Le atenderemos encantados, dándole todas las soluciones necesarias en cualquier tipo de mecanizado, procesamiento y/o acabado de piezas.

mecanizados-sinc