septiembre 23 2019 0Comment
la técnica del templado, encargada de enfriar rápidamente las piezas que se están fabricando para conseguir de ellas una serie de propiedades concretas. 

La técnica del templado para mecanizados de precisión

LA TÉCNICA DEL TEMPLADO

Una amplia gama de componentes e industrias requieren que sus elementos tengan la máxima exactitud. Unos elementos que además cumplan y superen unos estrictos controles de calidad y seguridad. Todo ello solo se puede conseguir empleando lo que se conoce como el mecanizado de precisiónEste tipo de mecanizado utiliza diferentes técnicas para elaborar los elementos que precisan las industrias. Y una de las técnicas más importantes y valoradas en cualquier sector es la técnica del templado. Encargada de enfriar rápidamente las piezas que se están fabricando para conseguir de ellas una serie de propiedades concretas. 

El proceso de la técnica del templado

La técnica del templado es uno de los tratamientos más importantes dentro del mecanizado de precisión. Lo que se hace básicamente es enfriar rápidamente una pieza, cuyo material puede estar a una temperatura de 800 – 900 grados centígrados, para que esta se haga más dura y resistente, pero a la vez más quebradiza. 

El enfriamiento de la pieza,  se lleva a cabo de forma rápida en aceite o en agua y  no altera en ningún momento los componentes del material. Esto hace que esta sea mucho más resistente. Por tanto, se obtienen piezas mucho más duras y fortalecidas que podrán ser utilizadas en cualquier tipo de industria. 

El resultado que se consigue con la técnica del templado para mecanizados de precisión es un material más duro para reducir la fragilidad. No obstante, para conseguir este efecto es necesario un equilibrio perfecto entre el calentamiento y el enfriamiento de la pieza. Al proceso de calentamiento del material, especialmente el acero, se le conoce como austenización

El templado del acero

El calentamiento del acero debe producirse a una temperatura que se halle por encima de su punto de transformación y que recibirá el nombre de temperatura de temple. De esta forma, se conseguirá una estructura cristalina ideal para proceder al enfriamiento rápido de la pieza. 

Este enfriamiento también debe realizarse de una manera determinada y en función de la composición del acero. Solo de esta forma se podrá obtener el equilibrio perfecto del que acabamos de hablar. 

Por lo general, el enfriamiento se lleva a cabo introduciendo la pieza en agua, aceite o sales fundidas. Aunque también se pueden utilizar otros elementos como aire o gases. La velocidad del enfriamiento dependerá tanto de las características de la pieza como del resultado de resistencia que se desee obtener. 

Precisamente, para conseguir diferentes tipos de endurecimiento del material se le puede añadir a este elementos como carbono, nitrógeno, cianuros u otros compuestos. 

En definitiva, la técnica del templado en procesos para mecanizado de precisión es una de las más importantes que se llevan a cabo. La dureza y resistencia de los materiales dependerán del trabajo de temple que se lleve a cabo. Un proceso que debe reunir una serie de condicionantes para que funcione a la perfección y haga que las piezas en cuestión puedan superar todos los controles de calidad y seguridad. 

Si tiene alguna consulta sobre la técnica del templado o le interesa cualquiera de nuestros servicios, puede ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro teléfono: +34 96 652 22 48 o enviando un correo a mecasinc@mecanizadossinc.com. Le atenderemos encantados, dándole todas las soluciones necesarias en cualquier tipo de mecanizado, procesamiento y/o acabado de piezas.

mecanizados-sinc